Una impresión de este lugar especial de vacaciones a través de los ojos de nuestros huéspedes.

Familia ESTÁ ofrece realmente un lugar de ensueño para la familia. Todo está ahí para que tod@s puedan encontrar la felicidad. A l@s niñ@s les encantaron las piscinas y jugaron con los gatos. Como padres nos encantó la vista del paisaje y disfrutamos de buenas conversaciones con Paulina. Es un lugar bastante único que merece una visita (incluso si el acceso es un poco caótico a través de un camino de montaña). Está en una ubicación ideal para descubrir la región de Granada y Las Alpujarras. Finalmente, la asociación en su conjunto es muy virtuosa para el medio ambiente (el agua y la electricidad se producen en el sitio, lo que favorece un consumo razonable). Como beneficio adicional, Paulina, que es una anfitriona encantadora, te dará la bienvenida.

Una buena oportunidad para calmarse y dejar atrás la vida cotidiana. Debe recordar traer todo lo que necesita, ya que tiene que bajar la montaña para ir al supermercado. La próxima vez pasaremos más tiempo en Familia ESTÁ.

Un lugar ideal para ir con niñ@s, ideal para relajarse y desconectar, disfrutando de los encantos de la naturaleza. La anfitriona es muy atenta y hospitalaria.
Muchas gracias por tu hospitalidad y atención Paulina, la hemos pasado muy bien en un lugar muy agradable y relajante.

Me falta las palabras para describir cuánto te admiro. Cómo manejas y construyes todo aquí, tu amor y dedicación a Juanjo. ¡Realmente eres una súper mujer!
Me sentí como en casa aquí gracias a ti, sabiendo que siempre fui bienvenido a verte. Estas 9 semanas aquí fueron inolvidables para mí. Realmente los voy a extrañar a usted y a su querido Juanjo … pero quién sabe, ¡podría ser solo por un corto tiempo! Nos mantendremos en contacto de todos modos.
Espero que todos tus deseos y sueños se hagan realidad para la asociación y que siempre encuentres personas excelentes en tu camino para ayudarte con eso.

Muchas gracias por la agradable estancia! Voy a extrañar el lugar y a ti mucho. Eres una mujer notable y fuerte. Cuando regrese, haré algunos trabajos extraños para ti, que también disfruté haciendo aquí. ¡Diviértete y buena suerte con Juanjo!

Consejos y buenos consejos vienen a medida que avanzan. Disfruté y aprendí de nuevo en tu «montaña terapéutica». Y … si no regreso, ¡no es por ti!

El viernes 15 de febrero, Paulina me recibió muy calurosamente en este hermoso lugar en Órgiva. ¡Inmediatamente me sentí en casa! ¡Radias tanta calidez y amor que realmente me conmovió! Gracias por esto. Tenía un hermoso departamento para mí, fue genial estar allí. Y todas esas personas amorosas a tu alrededor, maravilloso ser parte de esto.

Hemos disfrutado de su hospitalidad en el período del 9 al 15 de enero de 2019. A pesar de que vinimos por la cosecha de aceitunas 😉
En tu hermoso ambiente en la montaña con escarcha en el suelo por la mañana y una temperatura de 18 grados por la tarde.
Disfrutar de estar afuera fue maravilloso.
Y dentro de nuestro apartamento también fue muy agradable.

¡Qué maravilloso apartamento! ¡Y qué hospitalidad inolvidable! Un lugar fantástico lleno de gente amorosa. Disfrutamos de todo y sin duda volveremos.

Muchas gracias Paulina por tu calurosa acogida, tu amabilidad y simpatía. Hemos pasado dos días estupendos en esta paraíso que es tu finca al que pensamos volver. Gracias por compartir con nosotros tu tiempo y tu maravilloso chocolate artesana y suerte en tu estupendo proyecto.

La amabilidad y calidez de Paulina, la belleza de estas montañas y sus apartamentos limpios y con buena energía, hacen que la instancia en Cerro Negro sea una bonita experiencia para recordar.

La vista a la terraza desde apartamiento Sierra Nevada

Te das cuenta de que algo no está bien, pones en práctica todos los recursos que conoces, quieres que funcione. La adaptación de una familia cuando incorpora a un nuevo miembro es complicada. Se rompe el equilibrio que con tanto trabajo se había conseguido. Y no quieres buscar culpables sino soluciones. Por eso acudimos a la terapia de la Asociación Familia Está, dos fines de semana separados un mes nos ayudaron a cada uno a encontrar nuestro sitio. Encontramos otras miradas para los mismos problemas, otros recursos. Nos encontramos un poco a nosotros mismos dentro de un grupo. Los niños lo hicieron a traves del juego. Y pasamos unos días diferentes. Juntos, geniales, divertidos… en un entorno maravilloso. Sin duda una experiencia para repetir y reciclarnos como familia de vez en cuando.

Jugar en el Recreo